Se conocieron el fin de semana y desde entonces solo han parado de follar para comer algo y vuelta a la marcha. Ella es una zorra de cuidado y no piensa dejar que se le escape ningún tío hasta que le ha vaciado las pelotas de tanto follar y desde luego con este lleva camino de ello porque no le permite que pare de penetrar su coño ni un solo instante de su intensa follada.